Carboncillo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Carboncillo

Mensaje por Admin el Sáb Feb 09, 2008 7:43 pm

Carbonilla

En el pasado los pintores se preparaban por sí mismos los carboncillos, teniendo en cuenta que de una madera más o menos dura podían obtener un carboncillo más o menos duro.

Los artistas usaban para bosquejar un carboncillo blando (husera) que dejaba bastante traza sobre el papel y que después podía ser retirado fácilmente. Después del fijado, acababan con el carboncillo de avellano, que resultaba ser muy duro por lo que podían utilizarlo para los diferentes y complicados detalles. Este tipo de carboncillo ya no se encuentra en el mercado y ha sido sustituido por el lápiz de carboncillo.

El carboncillo está constituido por delgadas ramas de encina, sauce, brezo o cualquier otra madera ligera y porosa. Es importante que sea seleccionada previamente, que no tenga nudos y que puesta a quemar, sin llegar a la combustión completa, quede carbonizada y convertida en barritas de fino carbón vegetal.
Con el carboncillo se puede realizar diferentes técnicas de dibujo. Al igual que la sanguina, se puede utilizar con técnica mixta: carboncillo y albayalde por ejemplo. Estos dibujos si son oportunamente fijados con productos adecuados, se conservan inalterados durante siglos. El fijador será algo muy importante para utilizar debido a que un dibujo al carbón es poco estable y muy propenso a ensuciarse o borrarse con el simple roce con otro papel o cualquier otro cuerpo. Este fijador está constituido por alcohol y goma arábiga o con otro tipo de resina transparente.

Otro utensilio importante en la técnica del carboncillo será el difumino, que sirve para fundir, difuminar y degradar los trazados y grisados dibujados con lápiz carbón, lápiz de plomo o la sanguina. Un trabajo muy parecido al del difumino lo harán los dedos, pero resulta siempre más cómodo y limpio el uso de difuminos que el de los dedos. Con el difumino pueden además dibujarse trazos débiles o intensos más o menos difusos.

Para que un carboncillo sea de buena calidad hay que tener en cuenta que no debe de tener muchos nudos o retortijones en su madera, como ya lo hemos apuntado anteriormente, ya que la existencia de nudos impediría una fluidez perfecta del trazo. De igual manera el grado de carbonización ha de ajustarse a esa fluidez del trazo, de forma que no surjan en el carboncillo aristas o pequeñas partículas cristalizadas, que puedan rayar y hasta romper la fibra de papel. Es importante tener claro que el carboncillo es exclusivamente carbón vegetal, sin ninguna otra materia.
La goma de borrar es un elemento imprescindible, no tanto por su cualidad de rectificar, sino de construir, porque sirve como elemento que dibuja, ya sea sacando blancos o brillos, recortando formas, vaciando o iluminando, como si al borrar en una zona gris, se pintara realmente con blanco.
Por otro lado, las cretas son una especie de barritas de yeso que se usan en el dibujo al carbón sobre papeles de color, resultando entonces dibujos a tres colores: el rosado del papel, por ejemplo, el negro del lápiz carbón y el blanco de la creta, con el que se dibujan los blancos puros y las luces claras. En cualquier caso la creta interviene de manera muy discreta, con toques finales para animar y realzar el volumen.

Casi se podría decir que el carboncillo fue creado para encajar, estudiando sombras, formas, luces y composición. Las tres condiciones básicas del encajado: rapidez, cálculo mental y observación, encuentran en el carboncillo un método ideal para ser llevado a cabo con toda propiedad.
El lápiz que se utiliza para este tipo de técnica será el denominado lápiz carbón compuesto o también llamado lápiz conté. Este lápiz fue inventado en el siglo pasado por la famosa casa “Conté” de París. Este lápiz de carbón compuesto se sirve, como el lápiz de plomo, de distintos grados de dureza.

Hay que tener en cuenta que el carbón es la antesala de la pintura. Proporciona el placer de “llenar rápidamente espacios”, sin el hacer demasiado minucioso de la mina de lápiz de plomo. Pero esto no nos puede llevar a pensar que es una técnica fácil, debido a que, la facilidad de ennegrecer y manchar, en manos de una persona poco experta, puede llevarnos a un final desastroso.




Admin
Admin

Cantidad de envíos: 26
Fecha de inscripción: 29/01/2008

Ver perfil de usuario http://arte.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.